Algunos vaticinan que a fin de siglo desaparecerán tierras costeras a menos de 50 metros sobre el nivel del mar, como gran parte de Tabasco.

Por: Nicolás Mena.
Fotos: Sol Balleza.

Más que un tema en boga, es una realidad de la que muchos hablan, pero muy pocos conocen que es realmente., llamado así o cambio climático es un fenómeno en parte natural y por otra causado por la acción del humano ante la quema de combustibles y gases contaminantes de la atmósfera que han ido debilitando la capa superior de ozono desde mediados del siglo XIX, cuando inicia la era industrial. Se comienza a sentir cuando hace unos 150 años se empiezan a derretir algunos glaciares del ártico y la antártica, así como periodos de calor más severos en las últimas décadas especialmente en zonas templadas o cercanas a los polos, así como la disminución de lluvias en zonas tropicales.

El clima como parte importante de la naturaleza influye en la vida del hombre, pues determina en parte su tipo de arquitectura, vestido y hasta estados de ánimo, un mundo más caluroso tiene sus pro y contras. Los contras son:

1.- A mayor calor, mayor transpiración y evaporación en la atmósfera, lo que da como resultado tormentas, huracanes y temporales severos más potentes que causan graves desastres por las zonas que pasan.

2.- A mayor calor los virus y bacterias patógenas proliferan, dando como resultado más epidemias como malaria, dengue, zika, ya que insectos como el mosquito se reproducen en un ambiente cálido y húmedo.

3.- Lo más escalofriante, al aumentar ligeramente la temperatura promedio del planeta, los grandes témpanos de hielo de los glaciares se derriten a un paso más acelerado desde los años 90, esto favorece un aumento en el nivel del mar, lo que va propiciando que poco a poco vayan desapareciendo las playas y zonas costeras, así como inundaciones perennes en zonas bajas donde el mar va ganando terreno, por lo que algunos alarmistas vaticinan que a finales de este siglo desaparecerán tierras costeras a menos de 50 metros sobre el nivel del mar, quedando totalmente bajo el agua, como gran parte del estado de Tabasco.

Aunque el panorama es muy oscuro hay que destacar algunos esfuerzos que hacen ciertos grupos ecologistas y empresas privadas en minimizar las emisiones de bióxido de carbono, monóxido de azufre y gases contaminantes que han debilitado la capa de ozono que nos protege de la acción directa de los rayos solares; otras alternativas como el uso de energía eólica y solar para generar energía eléctrica por medio de elementos renovables.

La reforestación es de suma importancia para frenar el calentamiento, pues los árboles además de purificar el aire, proporcionan sombra, y sus raíces retienen agua que sirve para mantener el vital líquido en el manto freático, además de oxigenar. No es de preocuparse, es de ocuparse cada quien y desde su lugar colaborar con nuestro granito de arena para minimizar este grave problema ecológico global, desde evitar producir humo, así como ahorrar energía eléctrica, sembrar un árbol o bien cuidar la naturaleza.

La tierra, nuestro planeta, es como una gigantesca mansión de la que no podemos irnos.