“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein.

Por: Alberto Reséndez Cahero

Existen muchas definiciones de creatividad que podríamos clasificar en tres grupos: las que hacen énfasis en la persona, las que plantean el producto como punto focal y las que contemplan más que nada el proceso. Para la enseñanza este último elemento es el más importante.

De modo que definiremos la creatividad como el proceso mediante el cual individuos y grupos inventan algo nuevo, descubren algo que ignoraban o reorganizan los conocimientos ya existentes o al desprenderse de las secuencias comunes de pensamiento para producir secuencias de pensamiento diferentes.

Wallas en su libro: El arte del pensamiento señala que el proceso creativo cuenta con cuatro etapas: Preparación, incubación, iluminación y verificación.

Sin embargo, el proceso creativo no es tan lineal como cíclico o recurrente.

 

El número de recurrencias a cada etapa del proceso depende de la profundidad y amplitud de la situación o problema que se aborda, tanto como de la habilidad mental, conocimientos y personalidad.

Webb Young (1972) en Técnicas de Producción de ideas establece las siguientes etapas:

1.- Recogida de material.
2.- Elaboración en la mente.
3.- Incubación en la mente.
4.- Alumbramiento de la idea.
5.- Configuración y desarrollo

Innovar es el arte de hacer las cosas de modo diferente.

La innovación es un proceso largo y lleno de lo que los teóricos de la innovación llaman VUCA, que por sus siglas en inglés es un acrónimo de Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad. Entonces la innovación es mucho más que tener buenas ideas: innovar es tener valor y temple para materializarlas, administrando con precisión estos cuatro elementos, a sabiendas de que muchas veces el riesgo es enorme.

Todos podemos aprender a ser creativos, hoy en día existen innumerables herramientas y medios para desencadenar el proceso creativo.

Finalmente deseo cerrar este artículo con una frase de William Pollard, quien hizo que este mundo me atrapara, procuro tener siempre presente:

“El aprendizaje y la innovación van de la mano. La arrogancia del éxito es creer que lo que hiciste ayer será suficiente mañana”.