Te damos algunos tips para comenzar a ponerte en forma

Redacción

Seamos honestos, no hay fecha o temporada para iniciar con una rutina de ejercicios; lo único que necesitamos es el compromiso para hacerla. Si ya tomaste esa decisión aquí repasamos algunas sugerencias para tener éxito en lo que será tu nuevo estilo de vida.

¿Cómo pasar de cero a 100? Si lo tuyo no es el deporte, es muy importante que te tomes las cosas con calma y paciencia. No esperes resultados milagrosos en un par de meses. Ir de una vida sedentaria a la actividad es lo más positivo que puedes hacer por tu salud. Recuerda siempre consultar a tu médico sobre tu estado de salud general y asegúrate de saber si debes tomar algún cuidado especial.

Algunas actividades que puedes ir incorporando en tu rutina diaria:

• Camine o vaya a trabajar en bicicleta (Obviamente si su lugar de trabajo es cercano).

• Use las escaleras, ya sea un puente peatonal o ahórrese el viaje en el ascensor rumbo a la oficina.

• Practique un deporte, vaya al gimnasio o a nadar dos a tres veces por semana.

• Camine en lugar de ir en automóvil en el caso de distancias cortas (Además ahorrará combustible).

• Los fines de semana, haga caminatas más largas o monte en bicicleta.

• Juegue con sus hijos en el jardín o vayan y disfruten una visita al parque de su comunidad.

• Investigue si existen grupos de corredores, ciclistas, patinadores, etc. A los que pueda integrarse.

 

Ahora sí, ya puedes comenzar a tomar las cosas más en serio. Tu cuerpo ha tenido tiempo para adaptarse a una rutina más en forma… Aquí tenemos consejos para ti:

1. Elige tu deporte: No te dejes llevar por modas, aunque esté de moda el “running”, si no es lo tuyo sólo lograrás sentir frustración y terminarás por abandonarlo.

2. Investiga muy bien las que serán tus nuevas actividades: Gimnasio, Crossfit, Zumba, Ciclismo, Natación, Patinaje, Tenis, Running.

3. La palabra clave es “dosificar”, no intentes abarcar mucho, no lo des todo al principio o corres el riesgo de quedarte sin energía. Empieza poco a poco para que tu cuerpo se acostumbre a tu nueva rutina. Si te esfuerzas de más puede ser contraproducente.

4. Alimentación sana y descanso son la combinación perfecta para una energía suficiente para compensar tu rutina.

5. Que tu relación sea formal, no nos referimos a tu pareja, cuida que si te propones mantener una rutina de ejercicios ésta no sea de manera efímera, sólo de esta forma podrás conseguir las metas que te establezcas.

 

6. Evitemos a toda costa pasar del sedentarismo a la obsesión con la actividad física. Que el deporte se integre a tu vida y no al revés.

7. Aprende a escuchar a tu cuerpo. Si te dice que está cansado, respeta sus límites. Toma un descanso cuando te sientas demasiado cargado o agotado.

8. Utiliza calzado y ropa adecuados, no es necesario comprar lo más caro. Usa lo que te haga sentir a gusto mientras estás en actividad física. ¡No gastes de más!

9. Ante la primera molestia acude al fisioterapeuta. Ponte en manos de profesionales y así lograrás evitar lesiones. Cuida tu cuerpo.

Nuestro colaborador Adal ha dejado para nosotros una rutina que se puede iniciar en casa: